Temp. 00/01. Luis Aragonés, apoyado en el banquillo antes de iniciarse el partido ante el Madrid. “El Sabio” protagonizó un incidente con el público cuando Biagini sustituyó a Luque, el cambio fue protestado por la afición y Luis les hizo un corte de mangas desde el área técnica. En la rueda de prensa pidió excusas por su comportamiento y se refirió que el gesto iba dirigido al propio Biagini por si hacía un gol era lo que tenía que hacer. Genial como siempre manifestó: “No chillen a un jugador, me chillen a mí”, posteriormente entró en una disertación de lo que era una peineta y un corte de mangas.

Foto: Diario de Mallorca

0