Temp. 83/84. Tras cumplir la sanción, Marcel Domingo se volvía a sentar en el banquillo mallorquinista, al término del partido el entrenador francés manifestó su disgusto al no habérsele renovado el contrato. Al abandonar el campo fue sacado a hombros por los aficionados.

1