Temp. 01/02. Roa se abraza con Miki al finalizar el partido ante el Schalke 04. El meta argentino volvía a jugar un partido oficial 360 días después. El 1 de octubre de 2000 jugaba en “San Mamés”. Una lesión de hombro y su condición de extranjero hizo que no fuera inscrito en la Liga pero el Mallorca acabó inscribiéndole en la Liga de Campeones. Su experiencia aportó seguridad a la defensa en el enfrentamiento ante el conjunto alemán.

Foto: as

1