Temp.86/87. La actitud provocativa y chulesca del árbitro Jiménez Muñoz de Morales acabó por encrespar al publico del Lluís Sitjar, precisó protección policial para retirarse a los vesturarios, en cuyo túnel gritó a un policía “¡Deténganme a es hombre!” refiriéndose a un directivo del Mallorca, un juez de línea fue alcanzado por un objeto que le ocasionó un pequeña herida. Abandonó el estadio más de hora y media después de terminado el partido.

(Visited 155 times, 1 visits today)
1