Temp. 80/81. Un pésimo arbitraje del colegiado Vico Díaz hizo que en Lluís Sitjar se escucharan los famosos gritos de ¡Aeropuerto! ¡Aeropuerto! para ir a “despedir” al árbitro, era el partido contra el Mérida Industrial que finalizó con empate a dos, en la foto, Collantes (autor de un gol) y Orellana de espaldas.

(Visited 181 times, 1 visits today)
1