Antonio Planas llegó al Mallorca en la temporada 1932/33, procedente del España de Llucmajor donde había destacado en su faceta goleadora siendo todavía juvenil. Permaneció en la entidad hasta la temporada 1940/41 en la que dejó el club para firmar en la siguiente por el Constancia. A lo largo de los 158 partidos que jugó con el Mallorca (ausente durante el parón de la Guerra Civil) marcó 140 goles, entre oficiales y amistosos, siendo uno de los máximos goleadores de la historia del Mallorca. Fue el primer jugador mallorquín que tuvo la categoría de profesional en el CD. Mallorca, muy poco después se le unió Sebastián Pocoví.

(Visited 28 times, 1 visits today)
0