Temp. 87/88. El Mallorca contó con unos dos mil mallorquinistas que viajaron en barco y avión hasta Valencia con la esperanza de salvar el descenso. El Valencia colocó a los aficionados en el segundo anfiteatro de la general. Al finalizar el partido hubo unos pequeños incidentes entre las dos aficiones, lo que hizo que la afición del Mallorca tuviera que ser custodiada por la policía hasta la hora de desplazarse hasta el puerto.

(Visited 152 times, 1 visits today)
1