Temp. 94/95. Imagen de las gradas del Lluís Sitjar durante el partido entre el Mallorca y el Toledo que finalizó con empate a un gol, la afición mostraba su desencanto y sólo 3.367 espectadores se dieron cita en lo que fue el peor partido de la era Irulegui.

Foto: Ultima Hora

(Visited 72 times, 1 visits today)
0