Temp. 83/84. Con el Lluís Sitjar clausurado y descartado el campo municipal de Sa Pobla al no ser aceptado por el Betis, el presidente Contestí tuvo que gestionar con el gerente del Barcelona, Antón Parera la cesión del Mini-Estadi para disputar el Mallorca – Betis. Ses penyes pusieron en marcha el puente Palma-Barcelona para facilitar el desplazamiento en barco y en avión de la afición, tal como se ve en el anuncio. El humorista Bibi puso su toque de humor.

(Visited 222 times, 1 visits today)
1