Temp. 90/91. Martes. Pepe Serer enseñando la famosa pastilla de jabón que le regaló su madre en la víspera del partido contra el At. de Madrid. A partir de ahí el Mallorca no perdío un solo partido de Liga, salvó la categoría y se plantó en la final de Copa. Serer confesó que desde que la tenia, los jugadores antes de salir al campo la frotaban. La pastilla se había convertido en talismán para plantilla y hasta para el presidente. Joaquín Ramos Marco era el colegiado designado para la final del sábado en Madrid.

Foto: El Día 16

(Visited 197 times, 1 visits today)
0