Temp. 10/11. El diplomático mallorquín Josep Pons era elegido por el Consejo de Administración como nuevo presidente del Mallorca. Pocos días después Pons, cuyo padre también había sido presidente del club, era investigado por una presunta falta de índole sexual denunciado por una trabajadora durante su etapa como embajador de España en Austria. El Mallorca decidió apartar de momento a Pons siendo el vicepresidente Jaume Cladera quien ejerciera como portavoz del club. Finalmente Pons en el mes de septiembre era destituido por el Consejo y Cladera era nombrado presidente. Con el tiempo la justicia dio la razón a Josep Pons que siempre había proclamado su inocencia.

(Visited 71 times, 1 visits today)
1