Temp. 07/08. Paradas Romero enseña la tarjeta roja a Ballesteros tras el segundo gol del Espanyol, en la misma acción también eran expulsados Toni Servera y José León. Una vergonzosa actuación del colegiado andaluz Paradas Romero, debutante en la categoría, desquició al Mallorca que se vio superado por el Espanyol en un partido que tenía controlado. Güiza puso en cero a uno en el marcador con el que se llegó al final del primer tiempo. En la segunda parte dos goles de Luis García, el primero de penalty tras un “piscinazo” del propio jugador y el segundo precedido de una clamorosa falta sobre Arango, dieron la vuelta al resultado. Ademas de las tres tarjetas rojas los mallorquinistas vieron cinco amarillas y justo es decir que árbitro aparte, el Mallorca desperdició varias ocasiones que acabó pagando.

Foto: Ultima Hora

(Visited 88 times, 1 visits today)
0