Ramón Guzmán fue el primer jugador profesional de la historia del Mallorca, cobrando 5.000 pesetas de ficha y más 700 mensuales. Procedente del Barcelona (con el que ganó una Liga y una Copa) e internacional absoluto en tres ocasiones con España. El 29 de julio de 1935, fiestas de San Abdón y San Senen en Inca, el Mallorca jugó un amistoso contra el Constancia que sirvió para presentar a su flamante fichaje. Permaneció en el Mallorca durante cinco temporadas jugando 68 partidos ocupando también el cargo de jugador/entrenador.

(Visited 13 times, 1 visits today)
0