Temp. 07/08. Oscar Trejo celebra el gol de la victoria con Azpilicueta desolado en el suelo. El Mallorca alimentaba el sueño europeo con una victoria agónica conseguida en el último suspiro contra Osasuna. Güiza adelantaba a su equipo firmando su gol número 25 y convirtiendo al Mallorca más goleador de su historia en Primera. Portillo empataba para Osasuna a veinte minutos del final y poco después era expulsado. Trejo en tiempo de descuento a pase de Borja y con los jugadores osasunistas reclamando que tiraran el balón fuera lograba el 2-1 definitivo y la alegría a la grada. El partido acabó con tangana entre jugadores y técnicos.

Foto: Ultima Hora

(Visited 85 times, 1 visits today)
0