Temp. 96/97. Tanto la expedición deportiva, como el grupo de periodistas mallorquines y los aficionados fueron potegidos por la Policía Nacional, mediante furgones, perros adiestrados y montados a caballo otros. Beltrán acudió al estadio acompañado de cuatro guardaespaldas. El ambiente se había caldeado en los días anteriores por un artículo de opinión de un periódico local, el autocar del Mallorca fue apedreado el día anterior al partido, solo hubo que lamentar la rotura de un cristal.

Fotos: Diario de Mallorca

(Visited 63 times, 1 visits today)
0